Palomares. Memoria

Operación Flecha Rota

'FLECHA ROTA': Los protagonistas (I)

Escrito por palomaresmemoria 01-12-2015 en Rostros. Comentarios (0)

«no sabíamos lo que era la dictadura, igual nos pasó con aquello de los americanos, igual, estábamos con los ojos cerraos»

[Josefa Zapata, Palomares. Diálogos]

Se ha dicho, pero es de justicia repetirlo: el libro visual, la transcripción de las entrevistas y el documental surgidos del ambicioso y logrado proyecto Operación Flecha Rota de José Herrera y Francisco Sánchez no solo constituyen una pieza fundamental en la escasa bibliografía del accidente nuclear de Palomares sino también el más riguroso y humano testimonio con que cuenta este suceso. Merece pues hacer una breve reseña de los protagonistas que desfilan por el conjunto de estas tres obras y que con sus testimonios en primera persona, le confieren un valor extraordinario:

- Ángel VIÑAS: En su pretensión por destacar la importancia del contexto histórico, Herrera comienza el desfile de protagonistas de Operación Flecha Rota / Palomares Diálogos con el historiador y diplomático madrileño del que ya hablamos en la entrada del 13 de octubre. En su obra ya reseñada —En las garras del águila (2003)—, Viñas ya había dedicado un apartado de unas siete páginas al accidente nuclear, al que tituló «Palomares: tras un accidente una derrota española oculta».

- Charles R. LOEBER [Chuck Loeber]: Ya retirado en el momento en que fue entrevistado, Loeber trabajó para los Laboratorios Nacionales de la Sandia Corporation de Los Álamos. La Sandia es una empresa pública estadounidense, perteneciente al Departamento de Energía y de Seguridad Nuclear, que lleva a cabo distintos proyectos de investigación y desarrollo sobre armamento nuclear. Sus servicios fueron requeridos en Palomares dentro de la Operación Broken Arrow para asesorar en cuanto a trayectorias posibles seguidas por la cuarta bomba en su caída al mar. La entrevista tuvo el lujo de realizarse en el National Atomic Museum (Museo Atómico Nacional) de Albuquerque (Nuevo México, Estados Unidos), hoy rebautizado como National Museum of Nuclear Science & History (Museo Nacional de Ciencia e Historia Nuclear), donde descansan expuestas al público dos de las cuatro bombas caídas sobre Palomares, aquellas que no sufrieron ningún daño.

- Larry MESSINGER: este antiguo piloto de la Segunda Guerra Mundial y la guerra de Corea, fue uno de los siete tripulantes del B52 accidentado en Palomares, y uno de los cuatro supervivientes del mismo. Se trata, por su protagonismo en el suceso, de uno de los testimonios más valiosos de Flecha Rota, ya que por primera vez, uno de los implicados directamente en el siniestro, se decidió a hablar frente a las cámaras. Sobre Messinger cayó la responsabilidad del accidente según el consejo de investigación del mismo. Se vio a sí mismo como cabeza de turco por lo que recurrió ante el Tribunal de Enmienda de Archivos Militares que, tras un proceso de tres años, lo declaró inocente. Exonerado por completo, fue indemnizado y se le volvió a asignar el rango que le correspondía.

- Mariam MESSINGER: la esposa de Larry Messinger, quien ofrece un breve pero emotivo testimonio

- Pedro SÁNCHEZ GEA: Sanitario y maestro titular en la escuela pública de Palomares, daba su clase en el momento del siniestro. Relata, entre otras muchas cosas, como el tren de aterrizaje del B52 cayó a unos 30 metros de la escuela o como fue una de las primeras personas en descubrir los cadáveres de la tripulación.

- Antonia FLORES: Alcaldesa pedánea de Palomares entre 1983 y 1987, contaba seis años en el momento del accidente. Una de las figuras clave en la historia de este suceso por su lucha en las movilizaciones que en distintos frentes tuvieron lugar en 1985 antes la inminente extinción (transcurridos veinte años) del plazo de reclamaciones por daños diferidos que se cumplía en enero de 1986.

- José GARCÍA y Josefa ZAPATA: vecinos de Villaricos, población fundamentalmente pesquera e igualmente afectada y perjudicada por el accidente debido a la prohibición consecuente de faenar en las aguas de la zona, y a la que Herrera quiere darle un protagonismo que la historia le ha negado siempre.

(continuará)


[Chuck LOEBER, junto a las dos bombas caídas en Palomares que no se dañaron liberando actínidos, en el Museo Atómico Nacional de Albuquerque, Nuevo México].


[Larry MESSINGER, piloto del B52 y uno de los cuatro supervivientes del accidente del 17 de enero de 1966. Fotograma de Operación Flecha Rota].




José Herrera / Antonio Sánchez... las tres 'Flechas Rotas'

Escrito por palomaresmemoria 27-10-2015 en Rostros. Comentarios (3)

El 15 de enero de 1986, a dos días de cumplirse el vigésimo aniversario del accidente, un joven José Herrera Plaza (Almería, 1955) que trabajaba para la televisión pública andaluza, se desplaza a Palomares para ofrecer la pertinaz cobertura mediática de la efeméride. Desde aquel momento y en buena medida, su trayectoria profesional y personal iba a quedar marcada por el compromiso adquirido en una causa, la de Palomares, a la que iba a dedicar una labor hercúlea, pocas veces gratificante y escasamente valorada por organismos e instituciones públicas. A raíz de esa primera visita a Palomares, Herrera procede a realizar un minucioso seguimiento de la situación radiólogica, mediática y política del asunto, así como a investigar meticulosamente lo ocurrido veinte años antes en nuestro malogrado rincón almeriense.

Allá por 1997 su amigo, el productor Antonio Sánchez Picón, viaja a Estados Unidos en busca de material para el proyecto audiovisual que tiene en mente y que abandonaría instantáneamente al conseguir acceder a los fondos desclasificados de la National Archive Record Administratión. Y es que en uno de esos archivos Sánchez se encuentra por casualidad con más de ocho horas de metraje de lo que en enero de 1966 se había dado en llamar 'Operación Flecha Rota' (Broken Arrow), que no fue otra cosa que el dispositivo de emergencia montado por las fuerzas militares de Estados Unidos para la recuperación de las bombas y la limpieza de los terrenos en Palomares. El inesperado hallazgo supone para su joven productora malagueña, Pitaco Producciones, una responsabildad inmensa imposible de dejar de asumir. En ese momento Antonio Sánchez se pone en contacto con José Herrera. De aquella llamada iba a surgir un conjunto de tres obras que supondría la más valiosa y documentada labor realizada hasta el momento sobre lo acontecido en Palomares en 1966:

- Operación “Flecha Rota”. Accidente nuclear en Palomares (Almería), un libro visual iniciativa del Centro Andaluz de la Fotografía (CAF), editado en el año 2003 por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, y que contiene más de cincuenta fotogramas —escogidos de entre los 800.000 disponibles— del metraje desclasificado en 1996. Paralela a esta obra, el CAF organizó una ilustradora exposición itinerante de fotogramas que, lamentablemente, fue vetada en el municipio de Cuevas del Almanzora, al que pertenece la pedanía de Palomares. [Nota añadida 28 abril: Con motivo del 50 aniversario del accidente, la exposición del CAF tendrá una nueva oportunidad de ser disfrutada por los cuevanos entre el 29 de abril y el 29 de mayo de 2016. (Ver entrada del 27 de abril 2016)].

- Operación Flecha Rota, el documental de Pitaco Producciones, del año 2007, de hora y media de duración, con guión y dirección de José Herrera y producción de Antonio Sánchez. De él, dice Herrera en una entrevista: «No se pudo proyectar en las pantallas porque únicamente hubo presupuesto para el formato en vídeo. Sí fue posible verlo en la televisión pública andaluza —Canal Sur— en repetidas ocasiones. Desgraciadamente tuvo una corta y ruinosa etapa comercial, pero sí ha ido bien en el recorrido por festivales, mayoritariamente internacionales. De manera insólita, en 2015, 8 años más tarde de su producción, fue seleccionado a concurso en el Uranium Film Festival en sus tres sedes: Río de Janeiro, Toronto y Berlín».

- Palomares. Diálogos, el libro editado por Pitaco Books en 2008, hoy inaccesible en formato papel, que contiene el total de las extensas entrevistas transcritas realizadas por José Herrera a los distintos protagonistas y que supondrían el eje vertebral del documental antes citado.

Pero la labor de José Herrera no se iba a detener ahí; continuó publicando diversos artículos sobre el tema en la revista Axarquía, participó como ponente en el Curso de Verano El accidente nuclear de Palomares organizado por la Universidad de Almería en 2009, y en el momento en que escribo estas líneas, la obra que supone el trabajo de los treinta años de seguimiento del suceso por su parte —y que sin temor a equivocarnos podríamos calificar como definitiva— se encuentra en las dependencias de Arraez Editores esperando su inminente (aunque dificultosa) publicación.

El pasado sábado tuvimos la suerte de verlo participar en el documental emitido en Canal Sur Televisión —Palomares: ¿a los cincuenta va la vencida?— dentro del programa Los Reporteros. Indignado, como hace treinta años; combativo, como siempre...

José Herrera, adorador de cactáceas, amante del noble arte culinario... una de esas conciencias solitarias y autodidactas, incapaces de ignorar el compromiso al que ha sido arrastrado por el tiempo y los acontecimientos que le han tocado vivir. Un ejemplo para la esperanza.


[José Herrera, 2009]


[HERRERA PLAZA, J. & SÁNCHEZ PICÓN, A. Operación “Flecha Rota”. Accidente nuclear en Palomares (Almería). Centro Andaluz de la Fotografía. Junta de Andalucía, 2003]


[HERRERA PLAZA, J. & SÁNCHEZ PICÓN, A. Operación Flecha Rota. Pitaco Producciones, 2007]